Goma2 S.L.

T: 93 217 73 51   
Ríos Rosas 41, 08006 Barcelona

Puños términcos para moto

   Si, no te está fallando la vista. Por poco más de 8 euros, más concretamente 8,33, y un poco de tiempo puedes fabricar tus propios puños calefactables. Es algo muy sencillo y os garantizamos que funciona perfectamente. Un brico que puedes hacerte tú mismo y evitar así el próximo invierno el frío en las manos. Además estamos en época de crisis y el dinero no sobra así que cualquier cosa que nos suponga un ahorro es bienvenida.
   El frío que pasamos en inviernos es uno de los principales problemas a los que nos enfrentamos los moteros. Para solucionar este problema podemos encontrar diferentes soluciones en el mercado. Algunas de ellas son: guantes térmicos que se conectan a la batería, guantes conformados por diferentes capas para aislar del frío y la lluvia, cubremanos (Sin ninguna duda esta es la mejor solución para combatir el frío en las manos), puños calefactables que se conectan a la batería, etc.
   En esta ocasión vamos a escoger los puños calefactables de moto porque con un poco de habilidad y paciencia podemos fabricarnos una solución muy económica. Esta opción es realmente efectiva a pesar de que, cómo mucha gente teme, no supone ningún perjuicio para nuestra moto.
   Habíamos leído sobre esta manualidad en Internet y decidimos comprobar si era cierto o no, así que nos pusimos manos a la obra, nos fuimos a una tienda de electrónica (En Madrid nos acercamos a Conectrol en la C// Jorge Juan 57) y por 8 euros compramos el material que
necesitábamos.

Material necesario:

3 mts de hilo de Nicrom —3.88 euros

Interruptor —1.98 euros

Portafusible — 0.78 euros

Fusible 5 A — 0.09 euros

4 mts. Cable rojo y negro 1.60 euros

Total — 8.33 euros
   Se trata de aprovechar la resistencia de nicrom. El nombre puede asustar pero no es otro material que el que se utiliza en los secadores de pelo, en las sabanas ó mantas eléctricas y en las prendas térmicas. Este hilo convierte la energía eléctrica en calor. Se puede tocar sin miedo ya que no da “calambre”. Incluso puedes meterlo en agua y no hace cortocircuíto como mucho calentará el agua y poco mas. Se puede encontrar en la mayoría de tiendas electrónicas. En esta ocasión nosotros hemos probado con 3 mts concretamente 1.5 mts a cada puño. Esto es lo que habíamos leído que se recomendaba. Aunque una vez montado todo posiblemente con tan solo 1 mts en cada puño hubiera sido mejor.
  Se enrolla el hilo alrededor de cada puño y se lleva al hilo de nicrom a la corriente eléctrica de la batería, eso es todo, veamos como hacerlo.
  En primer lugar tenemos que desmontar los puños. Para esto es mejor inyectar aíre comprimido o agua mediante una jeringuilla. Si tienes compresor en casa le metes aíre y un poco de agua a presión y saldrán solos. En caso de que no tengas compresor puedes usar una jeringuilla o similar. Del mismo modo inyecta agua entre el puño y el manillar y verás que salen muy fácilmente.
   A continuación tenemos que aislar el manillar del hilo de nicrom. Esto es para evitar que haga masa y no caliente. Simplemente hay que envolver el manillar con cinta de papel en la parte de los puños y luego para reforzar el aislamiento le damos un par de capas de barniz de madera.
   Una vez hecho esto es el momento de enrollar el hilo de nicrom alrededor del manillar. Hay que empezar desde afuera y hay que hacerlo sin que cada vuelta se toque con la de al lado. Un buen truco para eso es ir echando una gotita de pegamento instantáneo en cada vuelta. Así se sostienen y no se tocan entre ellas. Al final del enrollado tendremos las dos puntas en la parte interior y entonces hay que soldar un cable normal a cada punta. Debemos tener en cuenta que ambos cables lleguen con holgura debajo del depósito que será donde los empalmaremos. Para soldarlos se pone un poquito de estaño primero en las puntas peladas de los cables normales, después enrollamos el cable de nicrom alrededor, un par de vueltas y volvemos a aplicar calor con el soldador rellenando con mas estaño, así se quedaran fijos.
  Llegados a este punto tenemos que llevar los dos cables de cada puño a la zona del motor para empalmarlos allí. Nosotros los hemos metido con el resto de cables que salen de cada piña de mandos de la moto, hemos desarmado las piñas y hemos metido el cableado de cada puño por la camisa que envuelve al cableado. De este modo no se ve que llevamos montados los puños calefactables y queda como si fuera la instalación original en la moto. Para meter los cables por las camisas, metemos primero un alambre fino, en una de sus puntas enrollamos los dos cables de cada puño y los encintamos con cinta aislante para que soporten la resistencia al pasar por la camisa del cableado. Tiramos y ya los tenemos al otro lado, perfecto!!
   Necesitamos poner un interruptor para encender y apagar la calefacción. Lo suyo es que el interruptor vaya cerca de una de las piñas. En nuestro caso escogimos la derecha. Hay que pasar dos cables de nuevo por la camisa que va a esa piña para llevarlos al interruptor de los puños calefactables. La misma operación que antes y resuelto. Si no entrarán por la camisa de las piñas se puede comprar 2 metros de camisa y llevar la instalación independiente. Esto se queda según el gusto de cada uno.
   El interruptor lo hemos sujetado con un terminal de antena de TV. Hemos vaciado el terminal y hecho el hueco para el interruptor con un taladro y una cuchilla. Luego hemos pintado de negro el terminal y listo. Igual, el interruptor debes de buscar el mejor sitio donde ubicarlo, esto depende de la moto, si lleva carenado, si es naked, si es una custom, etc.
   Después soldamos los dos cables al interruptor y llevamos los cables hasta la zona del motor donde nos vamos a encontrar con los cuatro cables procedentes de los puños, dos de cada uno. Ahora tenemos que traer un cable de la batería (Del positivo) y otro de masa, el de masa se busca un perno o tuerca que este en el chasis, lo aflojamos y sujetamos ahí el cable de masa. El del positivo de la batería se puede traer directamente de la batería o buscar un cable que solo tenga energía cuando la moto este en modo ON, es decir, arrancada. Esto es mejor porque así nos aseguramos de que los puños no descargarán la batería si olvidamos dejarlos encendidos o algún gracioso los pone en ON estando aparcada. Nosotros hemos optado por ponerlos directos a la batería, como hay un fusible intermedio, cuando estemos en algún sitio que nos inspire desconfianza, simplemente retiramos el fusible y listo, pero como ya sabeis, esto al criterio de cada uno.
   Ahora hay que intercalar el fusible de 5A entre el cable que va al positivo de la batería y el interruptor. Por un extremo va a la batería y por el otro a uno de los cables del interruptor. El otro cable del interruptor hay que empalmarlo con uno de los cables de cada puño calefactable. Tendremos entonces que empalmar un cable de cada puño con otro cable del otro puño y con el que viene y nos quedó libre del interruptor. Con los otros dos cables de los puños la misma operación pero unidos al que va a masa. Una vez hecho esto ya tenemos instalado el circuíto eléctrico. La verdad que se tarda mas en contarlo que en hacerlo.
   Hay que probralo antes de poner los puños. Pero tranquilos no se pone al rojo vivo ni nada de eso simplemente calientan. Aemás, como ya os he dicho, podéis tocarlos con la mano que no dan calambre. Veréis que el calor es muy agradable pero no suficiente para fundir los puños o el papel. Una vez comprobado que todo funciona Ok podemos seguir. A continuación damos una par de vueltas de cinta de papel encima del hilo de nicrom para reforzar y que no se muevan. Acto seguido ponemos los puños. Más de uno pensará que ahora los puños no entran. Pues está equivocado. Se humedecen con alcohol y como los puños son de goma, se adaptan al nuevo diámetro perfectamente, si estuvieran sumamente duros, poner un poquito de grasa de cadena en los puños, una pizca y veréis que bien entran, y luego no patinarán como pudiera parecer, eso sí, recordar que solo debe de ser un poquito.
   De este modo tendremos una fuente de calor que funciona perfectamente. Su consumo eléctrico es perfectamente soportable por cualquier moto de cilindrada media, eso si, siempre y cuando los encendamos solo cuando la moto este en marcha. Por supuesto no quemarán absolutamente nada ni producirán averías si esta bien hecho. Así que amigos, aquí tenéis una solución que hemos testado y que ha sido muy gratificante. Esperamos que os sea útil.

Post navigation